martes, 28 de febrero de 2006

Universitarios somos y en el camino nos encontraremos

Graciñas Javi... Tú sí que sabes

Hola familia!
Me aparezco hoy motivada por el mensaje de mail reivindicativísimo de nuestra condición común, y porque tengo noticias frescas... El porqué yo no escribía últimamente en este blog es claro...

1)Estaba sacándome el carnet de conducir.
2)Estaba preparando y yéndome de carnavales
3)No estaba dejando al margen la carrera...

Así que a partir de ahora no me excusa más que seguir con la carrera, e intentaré dar una cierta continuidad. Por otro lado, intentaré provocar algo de movimiento en los comentarios, con este divertidísimo y no por ello falsario emilio que el majísimo Javi me ha mandado... Que os divirtáis, garrapatas!


FRASES QUE HAY QUE EVITAR DECIRLE A UN UNIVERSITARIO:



“No te preocupes, ¡seguro que a la próxima apruebas!”:
Sabemos que no es verdad, sabéis que no es verdad… ¿POR QUÉ COÑO
LA DECÍS?. Es un insulto a nuestro estado emocional tratar
de animarnos con semejante frase falsa. La única respuesta
digan sería “¡Que te den por el culo, cabrón de mierda!”, pero
como somos educados y estamos hundidos en la mierda
respondemos con un tímido “Si, claro, a la próxima seguro”. Es mejor el
silencio, no os preocupéis, sabemos que no nos comprendéis,
así que no hace falta que os esforcéis porque será peor.



“¿Qué tal el examen?”: MAL, el examen MAL, asqueroso
revuelveheridas. Obviamente el mes que me he tiradoe studiando
cual guarra no ha evitado que me follen el culito cruelmente…
¿Para qué preguntas?. ¿Para disfrutar de mi miseria?. ¿ Para
decir “No te preocupes, ¡seguro que a la próxima apruebas!”?.
No se pregunta, lo único que puede ayudarnos a salir del
boquete es dinero y chocolate. Si no estáis dispuestos a
ofrecernos nada de eso, manteneros alejados y no os
regodeéis en nuestro infortunio.



“¿Pero no has acabado la carrera todavía?”: Vamos a ver,
grandísimo hijo de puta, cuando terminemos la carrera os
enteraréis, el mundo se enterará. Nos pondremos nicks en
el Messenger con tantos emoticonos felices que dolerán los
ojos, lo publicaremos en el periódico, en el BOE, haremos
una gran fiesta, definitivamente NO LO ESCONDEREMOS. Así que no
nos preguntéis si hemos acabado la carrera cuando la
respuesta es obviamente no. Eso no hace más que darnos aún más ganas
de suicidarnos o de meternos a jardineros o algo por el
estilo.



“Pero, ¿tan difícil es?”: No, que va. Está tirado. Yo es que
disfruto hipotecándome medio pulmón para pagar la matrícula
cada año y dejando que me metan palos por el culo en forma de
exámenes y apuntes todo el año. PUES CLARO QUE ES DIFÍCIL. Es
tan difícil que vuestra mente pagana es incapaz de comprender
los niveles de dificultad y abstracción absurda a los que
puede llegar un cerebro humano. No respondo de mí como otro
estudiante ponga en duda la dificultad de una carrera, sea
cual sea, hasta Magisterio o Filosofía tendrán su dificultad,
porque para estar todo el día en la cafetería o ir fumados,
debe ser porque de continuo, o en un estado normal, las clases
no son soportables.



“¡El hijo de Fulanita se hizo la carrera en 5 años justos!”:
BIEN POR EL HIJO DE FULANITA. Tirémosle cacahuetes y bailemos
a su alrededor. También hay gente que no la acaba nunca,
y no vemos a nuestros padres diciéndonos cada día “Qué orgulloso
estoy de ti, hijo, que aún no te has dado cuenta que no vales
para esto”. Nada de comparaciones, porque entonces podemos
mencionar a ese compañero nuestro que se sacó como pasatiempo
no sé qué mierda que estudiáis mientras cursaba la carrera… A
ver qué humilla más a quien.



Silencio incómodo producido tras la pregunta: “¿Por qué
curso vas?”: Di algo, capullo, Tú has preguntado. ¿Tú objetivo era
reírte de nosotros y jactarte de que estás sacando no sé qué
mierda y estás hinchándote de follar y a año por curso?.
Porque no falla, el silencio incómodo siempre se rompe con
“¿Pero cuántos años llevas en la carrera?”. LOS QUE SEAN
IMBÉCIL. Los suficientes para saber que tu padre y tu madre
eran hermanos con sólo mirarte a la cara. Y que sepas que cada
año es como un horrible infierno en el que te clavan cristales
en el corazón y te arrancan las uñas con unas tenazas… ¡Y
AGUANTO AHÍ CON DOS COJONES!. Así que no te atrevas a juzgarme.



“Lo que estudio también es muy difícil. Sólo tienes que
estudiar más”: Oh, sí, tu examen de Meterse Un Dedo En El Culo
y Olerlo supera con creces el temario de asignaturas como:
“Métodos Numéricos para la Fluidodinámica de Alta Densidad de
Energía” (Ingeniería Química), “Citología” (Medicina),
“Derecho Romano” (Derecho), “Historia del Arte Antiguo”
(Historia del Arte) o “Tipos Abstractos de Datos” (Ingeniería
Informática). Es que es muy duro que te hagan exámenes
parciales que te quitan temario y te hagan media con el final…
Buf… Qué complicado lo tuyo, ¿eh?.

Apenas deja tiempo para rascarse las pelotas y meterle mano a
la guarra de al lado. Será eso, que no estudio; los exámenes
de cinco horas, los temarios imposibles de los que ni los
profesores tienen puta idea o las preguntas trampa para
pillarte si no eres el hijo de Fulanita son meras
distracciones de la verdadera realidad: ESTUDIANDO SE APRUEBA,
¡Y UNA MIERDA!.



Bueno, esto ha sido todo. Como es una guía básica no hemos
querido incluir frases también muy célebres como “El profesor
no será tan cabrón como crees”, porque entonces no acabamos
hasta mañana… Que quede claro:

¡¡¡LAS CARRERAS SON JODIDAS, NO TOQUÉIS LOS COJONES Y DEJARNOS A NUESTRO RITMO!!!

Eso eso... Je je

4 comentarios:

Noe dijo...

Amén hermana =)

Anónimo dijo...

Joo y ahora... q frases puedo decir paraq ue no sean tocahuevos!! respondemeee!!! no pued vivir asii!!
jajaja

Niniel (lid)

Dragoon dijo...

Buenas! Acabo de toparme con tu blog, y la verdad es que lo encuentro interesante.
Me hace gracia este último blog. También soy universitario y termine en febrero los examenes... y esas preguntas que suele hacer la gente fastidian, sobretodo cuando te lo preguntan una y otra vez.
Cuando quieras pásate por mi blog, estaré encantado.
Saludos! ;)

Anónimo dijo...

Ole. Opino exactamente lo mismo, es decir, ¡en fin!

Ya,ya, me tengo que hacer una cuenta, ¡pero es que me abrian un blog para mí solita! Así que soy Paula, y ya me haré cuenta cuando aprenda a escribir coherentemente.

Aburiño :)