martes, 14 de febrero de 2006

Nostalgia de Oriente

Esto es lo bonito de los blogs... Te sientas a leer cartas al director muy particulares y bien escritas, y te sientes súper moderno... Bueno, basta de gilipolleces. Comentario a mi blog casi favorito... Lo siento Noe, pero si no fuera por él serías tú... Siempre te quedarán los chocapises.

Esta es una respuesta al blog de Noe, entrada del día 10 Febrero 2006

Entiendo perfectamente tu sensación, mi niña... En mis viajecitos a oriente (a mi casa), de media de 3h, da tiempo a todo: a dormir, a iniciar un incómodo mareo suave, a entusiasmarse por la neblina lucense, a ver dos pelis cutres de las que ponen en el bus, a aburrirse viendo mediana de autopista, a deprimirse cuando se hace de noche y ya no ves nada excepto los faros del bus por las acentuadas curvas y te sientes como en un submarino tambaleante... Pero ya me conoces, tengo la suerte de ser relativamente optimista, y al final de mis infrecuentes viajes hacia y desde casa, sé que voy a reencontrarme con gente que tenía muchas ganas de ver, y eso hace que el paisaje tan sólo iluminado con lucecitas, justo como las imágenes que adjuntas, sea hermoso y tan sólo provoque la nostalgia de no poder compartirlo con nadie. Conclusión: Venga lo que venga, hay una forma de apreciar la belleza que hay en ello... Pero hay que saber verlo, y hay sólo algunos días buenos, y a mí me gusta pensar que es para apreciarlos en toda su magnitud...

¡¡¡¡Feliz día que no tiene nada en particular y en que todo el mundo se quiere tanto como cualquier otro!!!!

PD:No, si comercial la frase no es, pero que queréis, ¿comercialidad o la cruda verdad?

1 comentario:

Noe dijo...

Yaaa, pero la noshe es más gonitaaaaaa...