miércoles, 9 de enero de 2008

¡Descubrimiento! (II)

En mis viajes por la procelosa mar océana (gracias, Forges) internetil, he avistado una isla de tesoros malditos que ninguna unidad marinera debe ignorar. El nombre de la isla, según los nativos, es "telodigoportubien". En el enlace os dejo la carta de navegación para llegar al tesoro maldito más notable según mi punto de vista.
Pero aún no os adentréis en los peligrosos mares, dejadme relataros el porqué de llamar malditos a sus tesoros: si bien todos ellos son tesoros de sabiduría y reflexión, todos y cada uno de ellos se tiñen de la más brutal sinceridad, y llevan en su ser innata la esencia de la ironía y el sarcasmo. ¡Avisados quedáis, grumetes!

¡A Navegar!

1 comentario:

Noe dijo...

¡Me partí el eje!xD
Sobre todo con lo de
""Nótese que las copas del vestido están llenas de nada."

xD